En el barrio de San Francisco, además de maltrato… venganza policial