La casa cuna para el barrio

Por un proceso participativo y transparente


Estamos viendo estos días que se están realizando obras en la Casa Cuna
de Urazurrutia. Unas obras que nadie parece saber a qué responden y qué
es lo que se va a hacer.
La Casa Cuna fue construida en 1916 por el arquitecto del Ayuntamiento
Ricardo Bastida y financiada por la Caja de ahorros municipal de Bilbao, es
decir, con el dinero de las y los bilbainas. Nació como respuesta a las
demandas obreras en las numerosas huelgas en Bilbao y Bizkaia que
reivindicaban inversiones sociales que mejorasen sus vidas. Se construyó
como escuela infantil y lo ha sido hasta el año 2018 en que Kutxabank
decidio acabar con la obra social.
Hoy el ayuntamiento se escuda en que es un edificio privado para no
tomar partido y negar información sobre su futuro aunque todo parece
indicar que un uso de servicio al barrio, de apoyo a nuestrxs jovenes, de
cuidados a las personas mayores, de atención a la infancia, etc. no va a
ser.
Sabemos que detrás de esta operación está la productora LAST TOUR.
Dados los proyectos controvertidos que lleva nada bueno puede esperar el
barrio de ellos.
Queremos que el uso de la Casa Cuna revierta en el barrio directamente y
reclamamos para este proyecto, y para los sucesivos, un proceso
participativo donde tengamos posibilidad de expresar nuestras ideas,
propuestas y opiniones. Un proceso en el que no se nos niegue la
información constantemente. Un proceso transparente y participativo de
verdad.
Se nos ha asegurado que el Ayuntamiento (no la BBK) va a convocar una
reunión (no sabemos a quién ni cómo) el proximo viernes para informar
aunque siempre haya dicho que el proyecto, la obra y el edificio son de
Kutxabank. Allí estaremos para dar nuestra opinión sobre el proceso y la
utilidad de la Casa Cuna para el barrio. El sábado 18 daremos
publicamente nuestra opinión surgida de la Asamblea del barrio y ese
mismo día se realizará otra asamblea